HOMOTOXICOLOGÍA

La Homotoxicologia es una integración entre la patología y la toxicología. Se considera que las afecciones al organismo, sus reacciones y funciones orgánicas, se llevan a cabo mediante reacciones químicas. Cualquier agresión al organismo (física, psíquica o química) supone la formación de toxinas, que en el hombre se les denomina HOMOTOXINAS.

En su necesidad de autorregulación, de autoreparación del organismo frente a estas homotoxinas se crea la llamada enfermedad. El mecanismo tiene sus etapas bien definidas desde el punto de vista biológico.

Cuando el organismo es agredido por cualquier toxina (endógena o exógena) las llamadas defensas inespecíficas tratará de expulsarlas mediante los órganos llamados emuntorios (órganos capaces de eliminar desechos metabólicos que son principalmente: riñón, piel, tubo digestivo, hígado, pulmones). A esta fase se la llama fase de EXCRECIÓN. Si al organismo no se le deja hacer esta fase (por ejemplo, con antidiarreicos, antitusivos, antieméticos, antihistamínicos), existe una sobrecarga de las homotoxinas de la primera fase mas las homotoxinas aportadas por las drogas utilizadas para bloquear la fase de excreción.

También se da simplemente que la primera fase no es suficiente para el nivel de ataque sufrido por organismo. El paciente entra entonces en fase de REACCIÓN, el organismo crea inflamación para tratar de quemar esas toxinas, hay fiebre, neuralgia, furúnculos…etc. En esta fase, ya en general el hombre utiliza antibióticos, antifebriles, antiinflamatorios (muchas veces injustificadamente), inhibiendo así esta reacción inflamatoria, el cuerpo ahí tratara de aglutinar esas toxinas entrando en una fase de DEPOSICIÓN (son los pólipos, tumores benignos, obesidad, varices, trombos, miomas, gelosas, cálculos…etc.). En estas tres fases lo que esta tratando de hacer el organismo es de mantener las funciones celulares indemnes.





Si estas fases no son bien interpretadas…cosa que suele pasar, el organismo se va intoxicando cada vez más. A las cargas tóxicas, se van agregando nuevas por tratamientos inadecuados. Además de lo que sabemos con la Terapia Neural de los Campos Interferentes que van dejando. Una y otra vez, el organismo a como de lugar trata de mantener estas tres fases, y una y otra vez es mal interpretado con medicamentos bloqueadores (los antis), la verdadera enfermedad se va desdibujando y aparecen nuevas enfermedades por medicamentos (ulceras por antiinflamatorios, arritmias por descongestionantes...etc.). El organismo llega un momento donde aparentemente deja de luchar ya que hay una serie de medicamentos que vamos tomando de manera crónica y la enfermedad esta silenciada.

Se van sumando toxinas e irritaciones con el tiempo hasta que el organismo agobiado ya que le es imposible mantener sus fases de excreción, reacción y deposición sale del “silencio” y entra en fase de IMPREGNACIÓN. Acá ya las toxinas dañan las funciones celulares. Es una fase con condensación de las toxinas que producen daños en procesos enzimáticos y en los fermentos corporales tales como la flora bacteriana. Este daño se manifiesta con pigmentaciones en la piel, leucoplasias, jaquecas, infecciones virales (Herpes...), asma, ulceras, anginas de pecho. Si esta fase no es bien manejada y se sigue sistemáticamente con los antis (se agregan acá los antihipertensivos, anticoagulantes, antivirales…) el organismo llega a una fase de DEGENERACIÓN. En esta fase aparecen enfermedades como el lupus, enfermedades crónicas, tuberculosis... etc. En general se sigue con los antis y se llega a la ultima fase, de la NEOPLASIA o CANCER.

Este progreso de la fase uno a la seis, se le llama una VICARIACIÓN PROGRESIVA. La función del medico si es que entiende este lenguaje biológico, es llevar al paciente nuevamente a las fases de EXCRECIÓN o REACCIÓN, es el mecanismo normal de la curación y se le llama VICARIACIÓN REGRESIVA.

El tema de las vicariaciones progresivas, no es al azar, obedece a un orden bien definido que para entenderlo hay que ir a buscar los orígenes a la embriología. Es un tema muy importante para entender ya que cualquiera que haya estado en tratamientos con medicinas biológicas han experimentado y comentan que al inicio hubo una agravación de los síntomas que lo llevaron a consultar y es que el organismo esta haciendo su virariación regresiva, y por ende empieza a pasar por las fases sucesivamente hasta llegar a sus fases iniciales. Es muy importante ahí, la empatía, la confianza y la comunicación con el medico tratante, ya que hay que actuar en pro de estas fases de excreción y reacción, que son las que favorecen las capacidades de defensa e inmunidad del organismo, y no caer nuevamente en los antis.

Ahora, cuando el organismo se enfrenta a la agresión de una homotoxina, entra en una fase de inflamación, que produce una activación del sistema nervioso simpático, es una reacción de alarma, de alerta, que es conducida y modulada por el sistema nervioso. Se produce rubor, calor, dolor, fiebre, elementos necesarios para quemar las toxinas y luego nuestro sistema inmunológico saca del medio dichas toxinas y las excreta. Luego de esa fase el sistema nervioso parasimpático se activa permitiendo la recuperación de los tejidos. En salud el organismo está en un estado gel, en la inflamación el sistema se pone acuoso, ya que eso facilita quemar y transporte más fluido de defensas y sacar desechos de toxinas. El problema es que, al usar los antiinflamatorios y otros, bruscamente ponemos al organismo en estado gelatinoso cortando de una los mecanismos de auto regulación que posee el organismo y permitiendo que las homotoxinas queden atrapadas en los tejidos.

Como vemos, cualquiera sea la agresión de homotoxinas, la respuesta del organismo es multisistemica, se ven involucrados sistemas nerviosos, sistema inmune, la psique (cambios de humor en la enfermedad), sistema endocrinológico. Es la respuesta al estrés. La justa comprensión de este complejo sistema que la naturaleza tardó millones de año en construir, permiten a los médicos familiarizados con la medicina biológica de actuar mediante la terapia neural, los medicamentos de Homotoxicologia, los cambios de alimentación, la acupuntura y otras técnicas en acompañar al organismo en los procesos de sanación.